viernes, 23 de septiembre de 2016

"RABITO".

"RABITO"
  Es un perro de los llamados "Bodegueros".
  Pero éste tiene algo especial, que lo diferencia de los demás.
  Suele haber animales, que se encariñan mucho o demasiado con los humanos.
  Pero este del cual estoy hablando tiene algo que lo diferencia de otros, en el sentido de que no es con su dueño con el que tiene pasión. Sino con unos vecinos.
  Cuando estos están en cualquier sitio y vemos a "rabito" merodear por cualquier lugar sabemos que esta familia se encuentra en ese sitio.
  No tiene uno que preguntar si ésta familia se encuentra en ese lugar, a tal hora, si vemos a este perrito ya nos está delatando que se encuentran cerca de él.
  Nunca he visto un animal tan fiel que se encariñe de tal manera con las personas que quiere.
  Es muy noble y con todos se suele ir siempre y cuando ésta familia esté a su lado, sino cuando ellos se desplazan a otro lugar el lo acompaña.
  En una ocasión empezó a cojear de una de sus patitas y esta familia maravillosa lo cuidó cómo si se hubiera sido de ellos.
  Cómo es un animal tan cariñoso se dio cuenta de las atenciones que le tenían, curándole con amor y cariño y a raíz de todo lo sucedido, se tomó más interés en ellos y hoy en día, aunque cómo he dicho anteriormente no son sus propietarios es cómo si lo fuesen.
  Dónde suele estar "rabito", seguro que hay alguno de ellos.
  Es cómo se suele decir el mejor amigo del hombre y él lo demuestra todos los días.
  En una ocasión se fueron ellos, hacer un viaje, ¡Cómo se le notaba a "rabito", que le faltaba algo muy grande en su vida! Al verlo cuando se habían ido ellos y le decía uno, "rabito", no te preocupes ni te pongas triste, muy pronto los tendrás aquí contigo otra vez, él sabía que lo estábamos consolando y enseguida nos echaba una de sus manecillas, cómo queriéndonos decir que nos agradecía, lo que le estábamos diciendo. Todos lo conocen y cuando lo ve uno, es muy raro no hacerle una caricia.
  Solamente visita a sus dueños, para comer y dormir, aunque sus dueños adoptivos también le dan de comer.
  Cuando por alguna circunstancia tienen que desplazarse ellos a otro lugar por la mañana temprano, él siempre sale a saludarlos da la sensación que duerme como se suele decir: con un ojo abierto y pendiente siempre de los movimientos de ellos.
  El escribir estas líneas es para hacerle un pequeño homenaje a uno de los mejores amigos del hombre, siempre y cuando le tengamos amor, cariño y ternura, ellos saben muy bien agradecérnoslo.

Francisco Domínguez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada